Etiquetas

1865-1936)Cuando vayan mal las cosas (1) 9 de octubre de 2016 Dolor. Partió (1) Adan Echeverria (1) adela margarita salas (1) Adela Margarita Salas La Matanza (1) Aidenor Aires- Bahía -Brasil (1) Aidenor Aires/ Goiânia (1) Aldo Novelli (1) Alejandra Burzac (1) Alejandro Lavquén Santiago/ Chile (1) Alexandra Botto - Monterrey (1) ALMA KARLA SANDOVAL ARIZABALO México (1) Álvaro Olmedo (1) Ana María Odo / Buenos Aires (1) Ana María Parlamento/ Buenos Aires Argentina (1) ANAMARÍA MAYOL San Martín de los Andes en la Patagonia /Argentina. (1) Andrea Trotta (1) Antonio Gabriel Guzzo Ruiz (1) Antonio Gabriel Guzzo Ruiz San Juan Argentina (5) Argentina (2) Autoridades de Cultura de la Provincia (1) B i b i A l b e r t// Buenos Aires Argentina (1) Bicentenario de la Independencia Argentina . VIVA LA PATRIA (1) Blanca Cecilia Pineda (1) Brasil (1) Bs. As. Argentina (1) CABALLOS EN LA HISTORIA Y LA LEYENDA / A MI HIJO JAVIER (1) CABALLOS EN LA HISTORIA Y LA LEYENDA / A MI HIJO JAVIER -( La leyenda) (1) Cactus/ San juan Argentina (1) Carlos Adolfo Cid (1) DAMIÁN C. LÓPEZ / Argentina (1) Daniel Alarcón Osorio (1) DECIMO ENCUENTRO COMUNITARIO INTERNACIONAL ENTRETEJIENDO IMAGEN Y PALABRAS (1) Día de la MUJER- / María Esther Robledo B. (1) Diciembre de 2016 ¡Feliz Navidad!/ ¡Feliz año 2017! (1) Dolor. Dolor. Partió (1) Dra. Berta Kleingut de Abner diserta sobre BORGES JUSTICIA POETICA. (1) EL DECIMO ENCUENTRO COMUNITARIO INTERNACIONAL HUGO MUJICA-- SAN JUAN ENTRETEJIENDO IMAGEN Y PALABRAS (1) El horcón de mi hogar (1) El Verso Toma la palabra (1) Enriqueta Noemí BorrelloSan Martín. Pcia de Bs. As. Argentina. (1) Entretejiendo Imagen y Palabra (1) escritora colombiana (1) ESCRITORES-María Esther Robledo B. (1) Fundación de San Juan Argentina--Robledo María Esther B (1) Goiás (1) Graciela Susana Puentes (1) Graciela Urcullo (1) Graciela Urcullu (1) Gregorio Angelco (1) Gregorio Angelco/ Renca / Santiago / Chile (1) HIMNO A SARMIENTO (1) Hugo Mujica (3) Hugo Mujica Buenos Aires/Argentina (1) Inauguración del VI Encuentro Entretejiendo Imagen y Palabras (1) Ing. Martín Alejandro Guzzo (1) Insentivar la lectura y creatividad (1) Irene Raquel Gerschon (1) Jorge Ariel Madrazo (1) Jorge Claudio Simiz (1) Jorge Leonidas Escudero (4) Jorge Leonidas Escudero / Nuevo libro (1) JORGE LEONIDAS ESCUDERO Sanjuan Arrgentina (1) JOSE ALBERTO CHIRINO (1) José Ángel Fernández Silva (1) Juan Bautista Melo Brandan (1) JUANY ROJAS La Florida Santiago Chile (1) lanca Pineda y Vilma Truncellito /Colombia - Argentina (1) LAURA OROBIA-CÓRDOBA/ ARGENTINA (1) Leonel Ramírez Cerquera (1) LILA LEVINSON (1) LILIANA ELIZABETH DIAZ (1) Liliana Josefa (1) Los escritores de ENTRETEJIENDO IMAGEN Y PALABRAS en las aulas. (1) Lourdes Aquino (1) Lucía Dolores (1) Lucía Dolores QUIROGA/ Buenos Aires Argentina (1) Lucila Rosario Lastero (1) Luis Holgado (1) Luz Amparo Carranza G. Encuentro Entretejiendo (1) Luz Amparo Carranza Guerrero/ Bogota- Colombia (1) Ma familia. Mis hijos (1) Magdalena Fuentes (1) Marcela Garcia Ferré (1) Margarita Inés Roledo (1) Maria Alejandra Araya (1) María del Carmen Suarez (2) María Esther Robledo B (2) María Esther Robledo B. (2) María Esther Robledo B. /San Juan Argentina (1) María Eugenia Hernandez Salais (1) María Eugenia Hernández Saláis / México (1) María Josefina Benavidez de Robledo (1) María Silvia Paschetta (1) María Silvia Paschetta /Cordoba Argentina (1) Mariano Rodrigo Mariani (1) Marta Noemi Merigo (1) Marta Renée Cámpora/ San Juan (1) México. (1) Miro alrededor -- María Esther Robledo B. (1) Nélida Astorga de Chirino /San Juan Argentina (1) Noemí Brawn (1) Nora Adriana Lucero (1) Nora Lucero (1) Norberto Antonio / Rosario / Santa Fe /Argentina (2) Nuevo León (1) Pablo Maldonado y Belén Ramet (1) Partió (1) PERSONAL DIRECTIVO DOCENTE Y ESPECIAL DE LA ESCUELA MALVINAS ARGENTINAS (1) Poema SI - IF Rudyard Kipling en español e ingles (1) Poemas y Comentario del Libro Huella De María Esther Robledo b. (1) Ponencia: MARÍA DELCARMEN ZUAREZ (1) Presentación del Libro “El monte de los retratos" (1) QUIROGA (1) Ramon Alejandro José (1) Robledo María Esther Premio Hans Christian Andersen 2016 (1) Rubén Darío en su centenario María Esther Robledo B. (1) Rubén Darío/Mes febrero / María Esther Robledo B. (1) Rudyard Kipling El libro de la selva (1) Rudyard Kipling (India (1) San Juan Argentina abre sus puertas para entretejer imagen y palabras (1) Sanjuanino (1) se fue un amigo. Victor Condat Nobre (1) se fue un amigo. Victor Condat Nobre (2) Se fue. Poema de María Esther Robledo B. (1) Sergio Soler (1) SONIA PARISI Mendoza – Argentina (1) Teresa del Valle Drube (1) Tucumán / Argentina (1) Valeria Zurano Buenos Aires Argentina (1) VI Encuentro entretejiendo imagen y palabras (1) Vilma Truncellito (1) Vilma Truncellito y Liliana Garcia Nudelman (1) Zeppilli (1)

sábado, 18 de agosto de 2012

SOLER SERGIO---Argentina


La innecesaria confrontación entre los libros y la tecnología digital

A esta altura de los acontecimientos nadie se horroriza – como solía ser una costumbre de antaño – aseverar que el libro está pasando por una transformación histórica y profunda.
   Internet y la digitalización de los textos hicieron realidad el acceso instantáneo y gratuito a miles y miles de textos. Tantos que no alcanza la vida de uno, o de unos cuantos, para leerlos a todos.
   Esto, empero, no es algo reciente, Ya en 1971 se inauguró la primera biblioteca virtual, la denominada Proyecto Guttenberg que hoy contiene más de 28.000 títulos gratuitos   casi la misma cantidad contenida en la biblioteca Juan Bautista Alberdi de mi ciudad, Punta Alta  – y sigue siendo una de las más confiables.
   La tecnología ha avanzado tanto en este campo que los dispositivos de producción y de distribución ya no se limitan sólo a Internet o a la PC. En Japón, por ejemplo,  cualquiera puede leer y también escribir sus libros en los teléfonos celulares.
   Nadie sabe a ciencia cierta cómo será la apariencia del libro en la próxima década ni en qué formato se distribuirá. Lo que sí es seguro es que el poder de Internet cambiará totalmente a lo que los editores denominan “libro” y también que las nuevas generaciones seguirán leyendo novelas, cuentos y poemas en papel, por el solo placer de hacerlo así.
    En este trabajo simplemente expondremos los temas y no adoptaremos postura alguna, a favor o en contra, de libros electrónicos y de libros de papel. No podríamos hacerlo nunca porque ni los autores y mucho menos los editores y los distribuidores lo hacen.
   El pragmatismo comercial – éste sí ha avanzado y tiene bien en claro cómo comercializar libros, sean éstos de un tipo o del otro – indica que quienes negocian con libros están buscando un equilibrio entre los dos formatos: el que conocemos desde hace siglos y como Dios manda, y el engendro electrónico que, seguramente en el futuro, será como Dios manda.
    A la hora de la inevitable y dolorosa comparación, las ventajas de un libro consistente en pixeles son:

-          el costo de la distribución es casi nulo;
-          como consecuencia de ello, y al reducir a casi nada el costo de la distribución (nuestro gran problema, especialmente para los escritores del interior del país), se logra un aumento en la productividad con costos mucho más bajos;
-          la interacción entre autor y editor es más fluida;
-          aún más fluida es la interacción entre autor y lectores;
-          habida cuenta de esta interacción, y dada las disponibilidades técnicas de cada parte, los lectores pueden manejar el texto a gusto, aun al riesgo de modificarlo según sus propios gustos e intereses, algo que hasta ahora nunca había acontecido en la historia de la literatura. Ya no será posible para el autor dominar todos los hilos del texto, y eso le provoca gran aprensión, hasta temor;
-          el cambio más significativo, sin embargo, es que el libro ya no es un objeto estático, unitario, aislado. Al estar digitalizado, entra en la red mundial y, al interactuar con otros contenidos, toma formas inesperadas.

   No obstante, es casi improbable, al menos en el futuro cercano, que el libro sea reemplazado por el envío digital vía computadora o por un e-book. En todo caso, coexistirá con ellos. Todo estará contenido en Internet y la lectura por placer continuará existiendo disponible en formato papel.

   Los libros electrónicos actuales, e-books según su acepción en idioma inglés, tienen el tamaño de un volumen de bolsillo y son tan delgados como un lápiz   – ¡Y se pueden llevar a la cama!, algo que fue motivo de quejas de muchos nostalgiosos  al verse en la necesidad de leer frente a la pantalla de un monitor de PC  – . Tienen conexión inalámbrica a Internet para bajar a alta velocidad libros, periódicos y revistas. 

   También pueden conectarse a la notebook o la PC. La pantalla no emite luz de fondo, imita al grano del papel, por lo que es como si se  estuviera leyendo un libro convencional y hasta producen el efecto de dar vuelta la página con el dedo índice si el lector lo desea. Finalmente, tienen una tipografía (que se puede agrandar o achicar a gusto) de alta calidad por lo que no producen cansancio de la vista. ¡Atención oftalmólogos y vendedores de artículos de óptica que se les acaba un gran negocio!

    En estos aparatos se pueden leer libros, revistas, diarios y cualquier documento electrónico. Suelen venir cargados, en forma gratuita, con cien clásicos de la literatura. Los títulos pueden bajarse de las librerías virtuales a muy módico precio. Amazon – la más famosa – cuenta con 230.000 ejemplares. Sony tiene 500.000 ejemplares libres de los derechos de autor. 

     Entre sus funciones avanzadas se destacan la posibilidad de resaltar textos, hacer marcas de párrafo y buscar por título o por autor. Pesan entre 300 y 500 gramos y cuestan entre 300 y 400 dólares.

   Pero hasta aquí hablamos de lectura, y, como escritores que somos, debemos incorporar a
nuestra realidad literaria que la revolución digital modificó por completo los modos de escribir, además de los de leer. Sobre todo con las herramientas de publicación instantánea.

   La más popular es el blog, que según anuncia Blogger – una famosa plataforma de creación de blogs – permite crear uno en sólo tres pasos.

   Cientos de millones de personas adoptaron – adoptamos – entusiastas esta herramienta que nos permite dejar constancia, a la vista de quienquiera que tenga acceso digital, de nuestros pensamientos más profundos, nuestras experiencias más íntimas, nuestros relatos, nuestros poemas y todo lo que deseemos escribir.

   Al mismo tiempo que podemos interactuar con otros bloggers de cualquier lugar del mundo, saber en tiempo real cuántas personas nos han leído y cuántas no están leyendo, cuántas personas nos han visitado y cuántas no están visitando, cuántos seguidores tenemos, además de difundir, publicitar y  – ¿por qué no? – vender el producto escrito y mostrado en un blog.
   Este sistema ha desatado un huracán de publicación desenfrenada con el consecuente cambio brusco de las reglas de funcionamiento del sistema literario.

   Consideramos al blog como uno de los soportes más cómodos y adaptables a los fines de la estructura literaria, aunque su finalidad es múltiple. Sin embargo, ya pululan los agoreros que han decretado su muerte y reciben con entusiasmo las bondades de otras plataformas como Facebook, Second Life o Twitter, este último una suerte de blog de comunicación que permite expresarse en poco más de 120 caracteres solamente y asegura una conexión en línea permanente.

   Todo lo escrito hasta aquí, ¿amerita a confirmar que se muere la lectura?

   El futuro de la lectura sobre papel asusta porque, para muchos, leer no sólo es conocer, sino también imaginar, pensar, sentir, creer y, sobremanera, autoconstruirse socialmente en el mundo del sentido y el simbolismo, y prepararse para la comunicación con los otros seres humanos.

   No obstante, la lectura se ve amenazada no tanto por los dispositivos sino por la aparición de nuevas prácticas culturales relacionadas con la lectura digital, por un lado la implosión de la noción de autor individual, de texto cerrado y la intangibilidad y sacralidad de lo escrito como vehículo de conocimiento. Y por el otro, la omnipresencia de la imagen – a la que debemos ver como amiga y no como enemiga – su edición y su transformación en formas más sofisticadas pero también masificadas.

   Con el advenimiento del paraíso digital y de su almacenamiento en Internet, las imágenes son cada vez más fáciles de crear, guardar, recombinar en narrativas complejas y remanipulables para todo el público. Como nunca antes en la historia de la humanidad.
   Se han vuelto por primera vez maleables como las palabras de un texto y, en un futuro no muy lejano, las alfabetizaciones mediáticas masivas permitirán realizar con respecto a las imágenes el mismo tipo de creación y de consumo que durante siglos nos regalaron los textos de los libros. Cuando ello ocurra, la lectura como hoy la conocemos  se verá seriamente amenazada.

   Pero debemos, acaso por conveniencia, pensar en términos de reinvención más que de muerte de la lectura. Acaso, se insiste, con esta nueva forma de lectura y con el soporte de la tecnología digital, los lectores podrán ser, a su vez, escritores, que dispondrán no sólo de palabras, sino también de imágenes, de sonidos, de objetos y de efectos combinados entre ellos.

   Será cuestión de barajar y dar de nuevo.
   A la lengua, en tanto, le quedan, además de los libros y de los textos – digitales o analógicos por denominarlos de alguna manera – unos cuantos campos en los que hoy se está gestando: la publicidad, la música, el periodismo, el deporte, la moda, las relaciones sociales y laborales, y en muchísimos otros lugares externos a los libros en sí.

   Todo lo que pasa con los libros, con la lectura y con las nuevas tecnologías no significan el fin de nada. Es el nacimiento de una nueva era, como en su momento ocurrió con la imprenta de Guttenberg.
   Los escritores estaremos de parabienes si adscribimos a lo digital – de hecho todos lo hacemos directa o tangencialmente – porque los habitantes de este planeta podremos usufructuar las bondades de un sistema de lecto-escritura multimedial democrático y masivo como nunca antes aconteció en la historia de la humanidad.

   Será cuestión – y las disculpas por la insistencia – de barajar y dar de nuevo.
Lic. Sergio Soler.-
Referencias:
Revista Ñ, 25 de abril de 2009, edición especial titulada “El libro y el pensamiento en la era digital”;

Revista Ñ, 13 de junio, 2009;
Revista El Monitor de la Educación Común, Ministerio de Educación de La Nación, N° 13.

Artículo titulado “Resistirá” de Humberto Eco, diario Página 12, 7 de diciembre de 2003.


 SERGIO SOLER                                              

Serie de tribulaciones


I – Del sino

Una leve brisa
que irrumpiera el incesante goteo de los instantes.

Y el Caballo no hubiese traspasado los muros troyanos;
Y Barrabás hubiese sido crucificado;
Y César hubiese muerto anciano de gloria;
Y el Genovés hubiese naufragado en medio del océano.
Y la Bastilla no hubiese sucumbido;
Y el Hombre no descendería del mono;
E Hiroshima hubiese sobrevivido.

 Una leve brisa
que irrumpiera el incesante goteo de los instantes.
Y no existiría este poema.

Tan sólo eso.

II – También del sino

 ¿O acaso el orden de los factores no altera el producto?
¿Atardece al ocaso u ocasea al atardecer?
¿La piedra cae al suelo o el suelo sube a la piedra?
¿Hacemos el amor o el amor nos hace?
¿Se nace, se crece, se reproduce y se muere
         o se muere, se reproduce, se crece y se nace?
¿Dios creó al Hombre o el Hombre creó a Dios?
¿O acaso el orden de los factores no altera el producto?


III – Desde dónde y hacia dónde

 ¿Qué es el caos? ¿Qué es el cosmos? ¿Qué es la vida?
Origen nebuloso de todo lo que soy.
Primigenio misterio. Finitud pre-establecida.
Querer saber de dónde vengo y hacia dónde voy.

Catarsis, descenso a lo desconocido.
A los instintivo, a lo animal a lo anterior.
Profunda introspección de todo lo existido.
Certeza de lo obrado por algo superior.

Proyección vislumbradora de la transcendencia.
Escatológico umbral hacia el porvenir.
Apenas espejismo en la dura existencia:
Vivir, luego la muerte, luego revivir.

Pero mientras tanto, forjar una huella.
En el ajedrez de la historia, mover.
Brújula: la luz de una titilante estrella.
Tea en la heterogenia, la llama del ser.
IV – De un recuerdo

 (¡gracias a la existencia de Juarroz!)

 Sólo la grieta de la mañana aquella
Permanece estibada
                              En algún resquicio del alma
Y recrudece a veces –unas pocas, nomás-
En el amargo simplón y mañanero,
Silabeante en la bombilla.

Ver es quizás un episodio
Y recordar
              -recordarte-
es toda la aventura.


 Algunas veces regresar es un lujo

Pero no regreso a tu regreso
 
No hay salto al vacío...
No hay vacío...
No hay...
No...

El escritor Sergio Gustavo Soler es profesor de idioma inglés y licenciado en Lengua Inglesa, egresado de la Universidad del Salvador donde realiza un doctorado en lenguas modernas. Traductor y docente en la Armada Argentina, coordinador académico en institutos bonaerenses y fueguinos, es colaborador en redacción en el diario La Nueva Provincia (con una columna firmada y titulada “Hace tiempo y no tan lejos”, referente a la historia local), y redactor y corrector en revistas del interior del país. Es autor de cuentos, poemas, ensayos y críticas literarias editadas en diversos medios gráficos, antologías nacionales e internacionales y ha recibido distinciones. Coordina desde 1991 un taller de iniciación literaria en la Biblioteca Popular Juan Bautista Alberdi de Punta Alta.

No hay comentarios: